Razones para sonreir

6 06 2012

Día a día nos enfrentamos a situaciones desagradables, ya sea en el trabajo, en la familia, con los amigos, etc, pero si solo nos concentramos en las situaciones que creemos son fuente de malestar y desagrado para nosotros, acabaremos frustrados, deprimidos y amargados; lo cual no tiene ningún sentido, y menos si reflexionamos un poco en nuestra experiencia de vida cotidiana, que es dual en el sentido de que así como existen las experiencias que interpretamos como desagradables, también esta lleno de experiencias agradables, y, a estas últimas, generalmente, no les damos mucha importancia y nos concentramos en lo negativo. Hay que aprehender a cambiar nuestro enfoque hacia las situaciones positivas que se nos presentan en la vida, para tener mas tranquilidad, buen animo y sentirnos mejor, y los que están a nuestro alrededor percibirán ese cambio y se beneficiaran de el. Con esto no quiero decir, que ignores los problemas que se te presentan y que no los enfrentes; sino que no te aferres a ellos y, por esto, dejes de prestar atención a las pequeñas (o grandes) situaciones positivas que se te presentan en tu día a día.

Pensando en esto Neil Pasricha, en su blog, se dedico a narrar mil situaciones que nos hacen la vida más placentera, aquí algunos ejemplos:

• Cuando encuentras dinero que ni siquiera sabías que habías perdido.
• Cuando alguien te espera y detiene la puerta del elevador.
• Cuando en el supermercado estás formado atrás de varias personas y abren una nueva caja a la que llegas primero.
• Tener en el avión una fila de asientos completamente para ti.
• Usar la ropa interior cuando sale calientita de la secadora.
• Cuando en el Monopoly alguien aterriza en el hotel que acabas de comprar.
• Encontrar una vieja cinta de música que te regaló un antiguo novio o novia.
• Cuando el mesero te rellena tu vaso de refresco de manera gratuita y sin haberlo solicitado.
• Dormir en unas sábanas nuevas.
• El día que te das cuenta de que ya puedes manejar.
• Estornudar tres veces seguidas o más.
• Tener un vecino con alberca –y que te la preste.
• Cuando calculas de manera perfecta la cantidad de leche que viertes en el cereal.
• Darte cuenta de que tu cumpleaños cae en sábado.
• Cuando lo que ibas a comprar está en barata.
• Cuando alguien te desatora la copiadora.
• Observar la quietud de un lago.
• Recordar esa palabra que tenías en la punta de la lengua.
• Sacarte la pestaña del ojo.
• Bañarte después de varios días de no haber podido hacerlo.
• Cuando en una cafetería llena de gente buscas sentarte solo con tu charola y un amigo te hace la seña para que lo acompañes.

• Cuando recuerdas lo suertudo que eres al estar aquí en este momento. Así, sencillamente, podemos encontrar razones para sonreir…

Fuente: http://1000awesomethings.com/


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: