Ama a tu prójimo como a ti mismo

25 06 2011

Todo lo que pensamos, todo lo que decimos, y todo lo que hacemos genera consecuencias, tenemos que empezar a hacernos responsables de nuestra propia vida y dejar de responsabilizar a otros de nuestra condición de vida actual. Lo que ahora experimentamos es consecuencia de nuestras acciones pasadas, ya sea de esta o de otras vidas. Y nuestro futuro será consecuencia de nuestras acciones presentes, así que si queremos amor, paz y bienestar en nuestras vidas, forzosamente tendremos que generar compasión y amor en nosotros y no dejarnos llevar por viejos hábitos como el enojo, la envidia, los celos, etc., y esto se logra intentando ser consientes de nuestras vidas momento a momento, y al detectar un sentimiento negativo intentar no actuar por hábito, sino observar el sentimiento, concentrarnos por unos momentos en nuestra respiración y esperar a que el mismo se desvanezca por si solo (sin reprimirlo) o por lo menos disminuya, para no actuar poseídos por esos sentimientos, ya que cuando actuamos influidos por ellos lo único que haremos será lastimar a los demás o a nosotros mismos, porque haremos o diremos cosas de las que después nos arrepentiremos.

También tendremos que dejar de pensar tanto en nosotros mismos y comenzar a dedicar un poco mas de nuestro tiempo a pensar en los demás. ¿No has notado como las personas que se sienten mas satisfechas con sus vidas, son las que se dedican a ayudar altruistamente a su prójimo?

Y es que, si tan solo invirtiéramos en los demás la mitad del tiempo que ocupamos diariamente en pensar, preocuparnos, y actuar por nuestro propio bienestar o beneficio, el mundo cambiaría radicalmente…por eso Jesús dijo: “Ama a tu prójimo como a ti mismo” … sabias palabras, guárdalas en tu memoria y corazón.

Les dejo este pensamiento al respecto (desconozco el autor):

VIDA

Es la vida…Ella te devuelve todo lo que dices o haces…

Nuestra vida es simplemente un reflejo de nuestras acciones.

Si deseas más amor en el mundo, crea más amor a tu alrededor.

Si deseas felicidad, da felicidad a los que te rodean.

Si quieres una sonrisa en el alma, da una sonrisa al alma a los que conoces.

Esta relación se aplica a todos los aspectos de la vida.

La vida te dará de regreso, exactamente aquello que tu le has dado.

Tú vida no es coincidencia, es un reflejo de ti.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: